• miércoles 16 de enero 2019
    Aún podemos hacer algo...
    Muchas veces me he cuestionado la clase de mundo que voy a dejar a mis hijos. Todos los días leo noticias espeluznantes, desalentadoras y tristes, que me hacen suponer un escenario fatalista sobre el futuro de mis pequeños. Porque no importa qué tanto me esfuerce por ser mejor persona, qué tanto me preocupe por el ambiente, cuánto les enseñe sobre ética o respeto por los demás, a la final viven en un entorno en donde los políticos se llevan el dinero del pueblo, en donde los narcotraficantes son más poderosos que los estados, en donde si no eres el ‘vivo’ solo te queda ser el ‘tonto’, porque cumples las leyes, no haces doble fila, no das coimas a los funcionarios públicos para que cumplan su trabajo... A veces siento decepción de la sociedad en la que vivimos, donde las muestras de solidaridad cada vez escasean más, los delincuentes amenazan a quienes los denuncian y la buena fe va desapareciendo. Pero a pesar de esta realidad apocalíptica, todavía creo que existen buenas personas, qui
    Ver Más
  • viernes 04 de enero 2019
    Cerrar ciclos y capítulos
    El tiempo es cíclico. Termina una etapa y de inmediato empieza otra, pero nunca se detiene. En esa vorágine, muchas veces caemos presa de la velocidad con la que transcurren las horas, los días, las semanas y los meses, y nos olvidamos de dar gracias y disfrutar cada segundo. En este año que recién empieza tenemos la oportunidad de enmendar comportamientos, de corregir errores, pero sobre todo de disfrutar cada momento. Una filosofía japonesa dice que cuando el año termina hay que limpiar todo: cuerpo, alma y entorno, para iniciar el siguiente con todos los asuntos en orden. Dejar atrás los malos momentos, olvidar y superar las heridas, pero sobre todo perdonar, porque al hacerlo se cierran ciclos y podemos dejar atrás los malos momentos y las experiencias negativas sufridas. Aunque el 2019 ya arrancó, nunca es tarde para encontrar el rumbo, para sanar y dejar el pasado enterrado. Es momento de aplicar lo aprendido, de interiorizar el dolor y sacar lo mejor de cada experiencia; solo as
    Ver Más
  • miércoles 26 de diciembre 2018
    ¡Feliz Navidad!
    Mañana es Nochebuena. La fecha preferida de los niños llegó y las familias se alistan para pasar una de las noches más armoniosas del año. Todo está listo para celebrar el nacimiento de Jesús. Para quienes somos católicos, esta es una fecha de regocijo, porque entendemos que es una muestra del amor infinito, ese que no tiene condiciones y que nos puso en la Tierra para vivir y aprender. Navidad es la temporada donde los mejores sentimientos nacen, pero también puede ser un momento en donde sintamos el peso de nuestros días. En estas fechas es cuando más gente lucha contra la depresión; según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca del 4% de la población del planeta afronta la tristeza de estar solos o de no poder cumplir con sus expectativas en Navidad. Aprovechemos esta fecha para acercarnos a quienes nos han alejado, para perdonar a quienes nos han herido, para olvidar lo que nos haya afectado y para disfrutar cada sonrisa que provoquemos, cada bocado que demos, cada buen de
    Ver Más
  • martes 18 de diciembre 2018
    El dinero en tiempos de crisis
    El lunes pasado, el Ejecutivo envió la pro forma presupuestaria a la Asamblea. Allí se habla de reducción de gastos, lo que en principio suena necesario, nos obliga a reflexionar sobre la forma en que manejamos las finanzas de nuestros hogares. El 2019 no se pinta como el mejor año económicamente hablando, por lo que implica que deberemos ‘ajustarnos el cinturón’, como decían las abuelitas. Cada hogar deberá definir mecanismos para acomodar su economía a la realidad; esto implica una lección para los niños: enseñarles a ahorrar, a no pedir más allá de lo que se tiene, a ser cuidadosos de sus pertenencias. Si en los hogares actuamos con conciencia del valor real del dinero, evitaremos despilfarros y derroches sin sentido. Educar a los hijos a ser austeros en el buen sentido de la palabra, a destinar dinero a los cosas importantes, sin que eso signifique descuidarse de su bienestar, podremos formar adultos que odien la corrupción, que valoren el trabajo y reconozcan el sacrificio que imp
    Ver Más
  • domingo 09 de diciembre 2018
    Navidad, el momento de actuar
    Ahora que terminaron las fiestas de Quito arranca la temporada navideña. Las calles de la ciudad se llenan de adornos y luces de colores que nos recuerdan que faltan apenas 15 días para Navidad y 22 para que termine el 2018. Cuando ponemos en perspectiva estos números empezamos a analizar lo que este año ha significado para nosotros. Navidad se convierte en el espacio ideal para agradecer por lo vivido y para pedir a Dios por días mejores; es el momento para reflexionar sobre lo que hemos hecho, sobre lo que no hemos hecho y para valorar las lecciones aprendidas. Pero sobre todo, la Navidad nos recuerda que no estamos solos en este mundo, que es momento para ser solidarios, para compartir no solo bienes sino nuestro tiempo, para extender la mano a los demás, para ayudar a quienes lo necesiten. En Navidad muchas fundaciones sacan a la venta sus productos y así mantenerse durante todo el año; en Navidad cientos de organizaciones requieren voluntarios para apoyar sus programas; en Navidad
    Ver Más
  • viernes 28 de septiembre 2018
    Crecer para disfrutar todo
    Conforme crecemos nos vamos olvidando de las cosas importantes de la vida, vivimos para trabajar y muchas veces en algo que no nos gusta, pasamos en dietas todo el año, para comprobar luego que siempre tenemos hambre; nos reímos poco y siempre en silencio para que los demás no nos miren raro; dejamos de cantar en la ducha porque siempre estamos atrasados; estudiamos y trabajamos, todo el día así que no hay mucho tiempo para divertirnos ni compartir.
    Ver Más
  • jueves 16 de agosto 2018
    Crecer como personas cada día
    La psicología de los seres humanos es muy compleja. Hay tantas personalidades como habitantes de la Tierra, lo que hace que cada cierto tiempo nos topemos con personas más o menos complicadas y nos toque lidiar con ello. Una reconocida psicóloga española dice que este tipo de gente llega a nuestras vidas para enseñarnos lo que está mal en nosotros. Ella sostiene la teoría, basada en varios estudios alrededor del mundo, de que los otros son nuestros espejos cóncavos en los que nos reflejamos. Así, si nos encontramos con ellos en el camino es porque el universo nos está diciendo lo que tenemos que mejorar y nos pone delante a alguien que es todo lo que nos falta. Esto no quiere decir que esas personas sean las correctas para nosotros, ni que se deban quedar a nuestro lado; simplemente es una explicación de lo que hay que cambiar. Si una persona no aprende nada de la otra, se debe cerrar ese capítulo y continuar con su vida; incluso si resulta duro o difícil de hacerlo. Aprendamos de los
    Ver Más
  • viernes 06 de julio 2018
    Decir adiós
    Qué difíciles son las despedidas; qué duro es decir adiós y más cuando esta separación no fue planteada por nosotros,cuando nos han arrebatado a quien más queremos y no encontramos un por qué o un justificativo.
    Ver Más
  • martes 19 de junio 2018
    Dejemos que papá sea papá
    El Día del Padre, no sé por qué razón, no tiene la misma fuerza que el de la Madre. Para muchos esta fecha pasa desapercibida y tal vez sea porque la sociedad nos ha inculcado que solo las madres deben hacerse cargo de sus hijos.
    Ver Más
  • jueves 17 de mayo 2018
    La oportunidad en las crisis
    Todas las crisis generan oportunidades. Esa es una máxima de la vida, de esas que se aprenden por las malas, cuando menos te lo esperas y que cambian radicalmente la forma en la que concebimos ciertas cosas.
    Ver Más