Una mirada al trabajo de la comunidad jesuita

2015-03-31 05:00:00
Gabriela Vivanco

UNA MIRADA AL TRABAJO DE LA COMUNIDAD JESUITA'In Nomine Iesu' recoge el pasado de esta orden religiosa.Por Diego Ortiz (I)Las iglesias y la imaginería son tan solo un pequeño aspecto de todo el legado de la comunidad jesuita en el Ecuador. En la construcción de la identidad nacional, ellos han aportado con conocimientos científicos y humanísticos, ámbitos desde los cuales han difundido información en torno a la cartografía,

la física, la filosofía, la literatura, la botánica, las ciencias sociales, por mencionar algunos campos del saber.Estos elementos confluyen en la exposición 'In Nomine Iesu', la cual se encuentra montada en el Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. En el lugar, el espectador puede conocer acerca del patrimonio jesuita en el país, una herencia que es una muestra del mestizaje cultural latinoamericano.Esta exposición reúne cerca de medio centenar de piezas, como telescopios, mapas, instrumentos musicales, objetos religiosos y demás. En conjunto, las piezas marcan una ruta para comprender el desarrollo técnico e intelectual de esta comunidad religiosa en el país. Conocimientos que no se han mantenido en secreto al interior de conventos e iglesias sino que han sido difundidos a toda la población.Así, por ejemplo, al recorrer la sección dedicada a la astronomía, el público accede a parte de la indumentaria utilizada en el Observatorio del Colegio San Luis, que bajo la dirección de los padres de la Compañía de Jesús sirvió para realizar exploraciones del espacio exterior en el Quito de la segunda mitad del siglo XIX.En este recorrido no se podía dejar de lado la intensa vida religiosa que han promovido los miembros de La Compañía. Y en este punto, el ícono jesuita por excelencia es, sin lugar a dudas, La Dolorosa del Colegio, imagen que el 20 de abril de 1906 abrió y cerró los ojos por aproximadamente 15 minutos frente a un grupo de estudiantes y maestros. En esta ocasión se exhibe el marco que rodea a la imagen. El mismo está compuesto por cinco ángeles, fue tallado en el siglo XX, en madera encarnada y policromada.Dentro de este mismo ámbito, 'In Nomine Iesu' exhibe casullas, sotanas, custodias y otros elementos que forman parte de la vida estrictamente religiosa jesuita.El padre José Benítez S.J., superior de la residencia San Ignacio y miembro de la Academia Eclesiástica de Historia del Ecuador, destaca que esta exposición marca un momento para pensar la labor de La Compañía en la actualidad. Al igual como se hizo en las primeras misiones a la Real Audiencia de Quito, los jesuitas mantienen en claro que su misión es la enseñanza y la predicación.La exposición itinerante 'In Nomine Iesu' podrá ser visitada hasta el 31 de mayo en este centro cultural. Se la puede recorrer de lunes a viernes, de 09:00 a 19:00,

y los sábados, de 10:00 a 17:00. La entrada a esta muestra es gratuita.

Te puede interesar