Quito,
Imprimir E-mail

FORTALEZAS Y DEBILIDADES DE LOS HIJOS


ico_foto

Los padres deben conversar con sus hijos sobre sus puntos fuertes y los débiles para que a través de la desmitificación logren sentirse más seguros de sí mismos.

fortalezainterna

Tamaño de letra:


Una muy interesante nota del doctor Mel Levine, investigador y profesor de la Universidad de Carolina del Norte, autor de libros como Keeping A Head In School, All Kind Of Minds y otros dirigidos a estudiantes con diferencias de aprendizaje, se establece la gran importancia de que los padres hablen con sus hijos sobre sus fortalezas y debilidades.

Frases como: "Soy un idiota", "Nací para ser un perdedor", "No tengo el cerebro que se requiere para escribir bien", "No importa lo que hago, siempre defraudo a mis padres", acompañan a las señales patéticas de los niños que no logran comprenderse y se creen inhabilitados para aprender y para realizar las tareas que sus padres y sus maestros requieren de ellos.

"Se trata de estudiantes con diferencias en el aprendizaje que se están causando a sí mismos un gran daño porque se consideran inadecuados para aprender y, por tanto, pierden su motivación. Ellos comprenden poco o nada por qué tienen que enfrentar la humillación que significa fracasar en la escuela. Los pensamientos que rondan las mentes de estos estudiantes son más pesimistas de lo que deberían ser. Quizás no admitan que se sienten como unos bobos, sin embargo frecuentemente guardan en lo profundo de su mente tales creencias. Esta común percepción les lleva a desarrollar una actitud frente a la escuela que se deteriora minuto a minuto, un comportamiento desafiante, depresión y una autoestima que cada vez se hunde más. Este ciclo debe romperse y la desmitificación en un proceso excelente que puede ser usado para prevenir o tratar peligrosos problemas debido a esta clase de incomprensiones", dice el doctor Levine.

Según el experto, la desmitificación educa a los niños para el conocimiento de sus propias fortalezas y debilidades. Esto les ayuda a ver la relación existente entre sus áreas de funcionamiento débil y los problemas que tienen en la escuela. Las sesiones de desmitificación pueden ser inicialmente conducidas por un educador o experto en el tema y es de gran ayuda el que los padres estén presentes de manera que ellos puedan continuar reforzando las mismas terminologías y puntos de vista en casa junto a los niños.

Para ello el doctor Levine ha desarrollado una lista de puntos clave sobre el proceso crucial de la desmitificación, que puede ayudar a los niños de todas las edades e incluso a los adolescentes a ayudarse a sí mismos y de esta manera superar los problemas escolares. A continuación los puntos fundamentales de la lista:

1. Los padres y maestros deben apoyar siempre
Necesitan empezar por ayudar al niño a comprender sus fortalezas. Esto nunca debe ser alcanzado a través de falsos premios. En lugar de ello, los niños necesitan conocer de primera mano todas las cosas que ellos realizan bien.

2. Proporcionar a los niños elementos de juicio
Comenzar por darles un vocabulario específico para enunciar sus problemas, por ejemplo: "Tú tienes lo que se denomina como un problema para encontrar la palabra precisa y por ello se te hace más complicado contestar las preguntas en clase". Es muy difícil para cualquier persona adulta y más aún para un niño tener que trabajar en el mejoramiento de algo si no sabe qué es o cómo describirlo con palabras cuyo significado no conoce bien.

3. Enumerar las áreas débiles del niño
Por ejemplo: "Hay cuatro cosas sobre las que tú debes trabajar para fortalecer tu conocimiento...". De esta manera, el niño no se siente absolutamente defectuoso o con minusvalía mental (un temor o fantasía muy común); en lugar de eso el niño sabrá a ciencia cierta que existen cuatro áreas que necesita mejorar con el propósito de que le vaya mejor en la escuela.

4. Usar analogías o también diagramas
Para ilustrar áreas de funcionamiento sobre las que se necesita trabajar más. Por ejemplo, existen una serie de materiales específicos para diferentes áreas del conocimiento en algunas librerías.

5. Enseñar a los niños a ser optimistas
Esto se logra mediante la revelación de posibilidades de gran éxito cuando sean adultos, teniendo en consideración las fortalezas que el niño o la niña demuestra diariamente.

6. Variar el proceso de desmitificación
Esto se hará dependiendo de la edad del niño. Es posible desmitificar a un niño o niña de 6 ó 7 años usando ejemplos, analogías, historias sobre animales y fotografías. Por ejemplo: "¿Sabías que tu mente es como un televisor, pero que tienen problemas con el selector de canales por eso cambian los programas con demasiada frecuencia?". Los preadolescentes, especialmente quienes cruzan el octavo grado, son a menudo los más difíciles para trabajar. Ellos quieren desesperadamente ser como cualquier otro niño de su edad y odian tener que aprender sobre sus propias diferencias. Ellos por cierto requieren de mucha paciencia, persistencia y comprensión por parte de quien realice la desmitificación (generalmente los padres). Además, necesitan de oportunidades muy frecuentes para poder hacer preguntas y ofrecer sus propias consideraciones personales al respecto.

7. Preservar siempre cómo valor la responsabilidad
Un estudiante no puede escudarse con frases como "no logro cumplir" o "no alcancé a realizar el trabajo o la tarea o la responsabilidad asignada debido a una disfunción".

En lugar de ello, los niños deben darse cuenta de que una vez que se comprenden a ellos mismos mejor, tienen la responsabilidad de trabajar más duro aún para poder superar los efectos de sus problemas o de sus deficiencias.

8. Se debe informar a la escuela sobre el tema
Y, por supuesto, a los maestros de todo aquello sobre lo que se ha conversado con los niños. Pudiera ser muy confuso para un estudiante si en la escuela tienen una interpretación que contradice lo que el niño y sus padres creen y realizan en beneficio de una mejora.

A través de una comprensión clara de las debilidades y las fortalezas, es en realidad increíble observar cuánto y con qué éxito los estudiantes pueden ayudarse a ellos mismos. Es igualmente gratificante observar la recuperación de la motivación y las aspiraciones que se producen cuando un niño o un adolescente es ayudado en el proceso de descubrir sus propias y auténticas posibilidades de éxito en la vida.



( 41 Votos )
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

SECCIONES Padres e Hijos | Ellos y Ellas | La vida hoy | Vida Práctica | Mi Ecuador | Contáctenos

UTILIDAD Servicios | Horóscopo | Agenda | Corazones Solitarios | Test

COMUNIDADES RSS icon_rss | Twitter icon_twiiter | Facebook icon_facebook

ANUNCIE AQUI Tarifario

grupo_comercio

"Derechos reservados 2009. GRUPO EL COMERCIO C.A.
Queda prohibida su reproducción total o parcial, por cualquier
medio, de todos los contenidos sin autorización expresa del
Grupo EL COMERCIO C.A." Términos y condiciones

Powered by iconoit