Imprimir E-mail
Viernes, 09 de Noviembre de 2012 00:00

GIGANTES DE HIELO QUE EL TIEMPO CONGELÓ


ico_foto


Una selección de 32 imágenes da testimonio de antiguas expediciones científicas y también de la peligrosa pérdida de los glaciares del país.


Un Chimborazo distinto, con un glaciar abundante que ya no existe en el paisaje real, emerge sobre el panel de una transparencia biselada que evoca al hielo. La imagen data de 1903. En otra fotografía destacan trazos de pintura color pastel y, en ella, una carpa se ve minúscula frente a la imponencia de la naturaleza. En otra toma parece arte abstracto y evoca la atmósfera de misterio de las nieves eternas. Estas gráficas son parte de la muestra ‘Un viaje al espíritu del glaciar. Ecuador a fines del siglo XIX', que se inaugurará el miércoles 14, a las 11:00, en Yaku Parque Museo del Agua.

Mientras el espectador viaja en el tiempo a través de las 32 imágenes que reúne la exhibición, el horizonte, que se dibuja fuera de las paredes de cristal del pabellón principal del Yaku, también está protagonizado por el imponente paisaje andino.

En ese marco, es imposible no conmoverse frente a los gigantes de hielo. Según Lucía Chiriboga, quien junto a Lourdes Rodríguez ha realizado el trabajo de compilación y curaduría de la exhibición, la primera aproximación a las representaciones de las montañas y nevados de la muestra es netamente estética.

Tras el impacto de la belleza, siguen otros efectos. Las imágenes son un testimonio de los periplos científicos realizados a finales del siglo XIX y principios del XX, y retratan al Cayambe, Pichincha, Antisana, Sincholagua, Cotopaxi, Rumiñahui, Iliniza, Quilindaña, Altar, Carihuairazo, Tungurahua y Chimborazo. La primera expedición fue realizada hacia 1870 por el geólogo Alphons Stübel y, la segunda, se llevó a cabo 30 años después por el fotógrafo, editor y montañista Hans Meyer, junto al geólogo y naturalista ecuatoriano Augusto N. Martínez.

Chiriboga advierte que es difícil no reparar en la cantidad de glaciar y nieve que tenían nuestros nevados y que obliga a reflexionar sobre el estado de las montañas y volcanes en la actualidad, y las consecuencias del calentamiento global. "Es marcadísima la pérdida de glaciares y nevados en todo el callejón andino", insiste.

La mayoría de imágenes fueron retocadas, colorizadas con maestría, componiendo un arte en que ciencia, fotografía y pintura se abrazan íntimamente. De esta manera, también se evidencian los detalles de las antiguas expediciones en que investigadores se unían a fotógrafos y pintores para marcar un registro fiel de la aventura.

Las imágenes proponen también un retorno a la majestuosa madre naturaleza. Son instantes congelados de nuestra memoria geográfica, de nuestra identidad. "Para nuestras culturas ancestrales los dioses eran los nevados y volcanes, en esta muestra vamos a volver a sentir su divinidad".

TeNGA EN CUeNTA

OTROS DATOS

La muestra fue gestada por Taller Visual, con una selección del fondo fotográfico del Instituto Leibniz de Alemania, que cedió el archivo digital gráfico relacionado con el Ecuador, al Instituto Metropolitano de Patrimonio.

Estará abierta desde el 14 de noviembre. Contará con recursos didácticos y lúdicos sobre los glaciares, el ecosistema y el calentamiento global.

( 1 Voto )
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar