Quito,
Viernes, 06 de Octubre de 2017 00:00

¿POR QUÉ SE PIERDE EL INTERÉS EN EL SEXO?

Tamaño de letra:
destacada2sexo-interna

ico_foto

Esto sucede después del primer año de relación en la mujeres.

El sexo es un tema sensible en las relaciones de pareja y para muchos, incluso, determinante para continuar o no con una persona.

Sin embargo, conforme pasa el tiempo, las parejas tienden a perder ese interés en mantener encuentros sexuales. No porque no se quiera a la otra persona sino porque existen demasiadas obligaciones, tareas pendientes, mucho trabajo acumulado y demás, que hace que cada vez sean más esporádicas las relaciones físicas.

Pero si a esto se le suma la pérdida de interés y el aburrimiento frente al sexo, la situación puede tornarse difícil.

Un nuevo estudio publicado en la revista BMJ Open encontró a qué se debe esta falta de deseo por la pareja. Esta investigación fue realizada por Cynthia  Graham, de la Universidad de Southampton; Catherine  Mercer, Clare Tanton, Kyle

Jones y Anne Johnson, de la Universidad College Londres; Kaye Wellings de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, y Kirstin Mitchell de la Universidad de Glasgow.

En el estudio se analizó a 4 839  hombres y a 6 669 mujeres, entre los 16 y los 74 años, que habían tenido al menos una pareja sexual en el último año.

De ellos, el 15% de los hombres y el 34% de las mujeres reportaron sentir falta de interés en el sexo por al menos tres meses. Los investigadores encontraron que esta ausencia de interés estaba relacionada con la edad, así como con el bienestar físico y mental.

Además, esta pér­dida de interés era más común en quienes habían sido diagnosticados con enfermedades de transmisión sexual o que en algún momento habían sido forzados a mantener relaciones sexuales.

“Estos hallazgos sugieren que para las mujeres, las primeras experiencias sexuales  pueden condicionar las futuras relaciones y encuentros sexuales”,  reportó la Tercera Encuesta Nacional de Actitudes Sexuales y Estilo de Vida.

Otros dos factores que influyen en el rechazo a mantener encuentros físicos eran: falta de cercanía emocional con su pareja mientras mantenían relaciones sexuales y dificultad para hablar de ese tema.

La pérdida de interés es mucho mayor en las mujeres que han estado en relaciones de pareja que han durado más de un año.

De hecho, las mujeres que han estado en relaciones entre uno y cinco años eran un 45% más propensas a perder el interés. Conforme el
tiempo pasa, la pérdida de interés aumenta. Así, el 137% de las mujeres que llevaban casadas entre 5 y 15 años dijeron sentir que el sexo ya no era una motivación.

Entre más problemas maritales existen, mayor será la falta de deseo sexual, tanto en hombres como en mujeres, por lo que es muy probable que si una pareja ha perdido la intimidad, que no se traduce exclusivamente en sexo sino en la cercanía, compromiso, apego, amor y deseo, no podrá mantener relaciones sexuales satisfactorias y los encuentros sexuales se irán deteriorando e incluso desapareciendo.

Pero además, estos problemas relacionados con la intimidad y la cercanía emocional de una pareja también pueden  esconder detrás un problema médico. Este es conocido como un desorden del deseo sexual hipoactivo (HSDD, por sus siglas en inglés) y afecta de igual forma a hombres y mujeres de todas las edades.

Un estudio reciente demostró que cerca de un tercio de las mujeres entre 18 y 59 años sufre de pérdida de interés  en el sexo, y no se debe a un tema psicológico únicamente.

A diferencia de los hombres,  cuyo principal problema es la disfunción eréctil, el mayor conflicto sexual de las mujeres  es una combinación de factores físicos y mentales, que no se curarán solamente con tomar medicamentos.

La sexualidad femenina es un sistema complejo y depende de muchos factores, por ello lo mejor es trabajar en ambas áreas y, además, incluir a la pareja en el tratamiento.

El tema de los hijos puede influir negativamente en los momentos de intimidad de pareja. Los niños menores de 5 años demandan mucho tiempo, atención y trabajo; si a esto se le agregan las tareas domésticas y el trabajo fuera de casa, las mujeres terminan agotadas, y al finalizar el día ya no tienen ganas de lucir ‘sexys’ y peor de mantener relaciones sexuales.

La mejor opción para poder superar este problema es acudir a terapia. Hablar sobre la falta de interés sexual, los problemas para mantener la intimidad y los problemas de comunicación con la pareja pueden ayudar a comprender por qué sucede esto y cómo hallar una salida viable.


( 0 Votos )
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

SECCIONES Padres e Hijos | Ellos y Ellas | La vida hoy | Vida Práctica | Mi Ecuador | Contáctenos

UTILIDAD Servicios | Horóscopo | Agenda | Corazones Solitarios | Código Deontológico

COMUNIDADES RSS icon_rss | Twitter icon_twiiter | Facebook icon_facebook

ANUNCIE AQUI Tarifario

grupo_comercio

"Derechos reservados 2015. GRUPO EL COMERCIO C.A.
Queda prohibida su reproducción total o parcial, por cualquier
medio, de todos los contenidos sin autorización expresa del
Grupo EL COMERCIO C.A."

Powered by iconoit