Quito,
Imprimir E-mail
Viernes, 10 de Noviembre de 2017 00:00

EL AMOR ENGORDA

Tamaño de letra:
inter-amor-9

ico_foto

Muchos hábitos cambian cuando se pasa de la soltería a la vida en pareja. Hay que cuidarse.

Los hábitos de las personas casadas difieren de los de las solteras. La comida, la vida social, el sueño, el consumo de bebidas alcohólicas y de tabaco cambian cuando se pasa de un estado a otro.

Investigaciones de varios países sugieren que las mujeres que tienen pareja suben unos 10 kilos de peso y los hombres, 7,5 kilos. El Centro Nacional de Biotecnología de la Información de Estados Unidos analizó a 169 parejas y concluyó que la curva de la felicidad sí existe.

Así, las parejas que estaban más felices eran aquellas que más kilos habían aumentado desde que estaban juntos y las más insatisfechas, las que ­menos habían subido durante su relación.

Según la nutricionista Cristina Calderón, de NutriQuito, el problema de aumento de peso se da porque las personas se acoplan a los hábitos negativos que puede tener la pareja, "prefieren pasar en casa juntos que salir a hacer deporte, o salir a comer fuera cualquier cosa y no cocinar algo más saludable".

A esto se suma que muchos sienten que al tener asegurados sus compañeros ya no deben cuidarse como antes y se descuidan de su apariencia.

Esta es una de las causas de insatisfacción marital y por la cual muchas parejas se separan. Pierden el interés y desaparece esa chispa que los atrajo en un primer momento.

La falta de hábitos saludables genera problemas de salud y ha desencadenado en que las personas ingieran en promedio un 35% más de alimentos de lo normal, con lo cual se alteran los hábitos de vida.

Para Calderón, una forma de evitar esta subida de peso es poner objetivos de pareja respecto de mantener una vida saludable. "Podemos empezar a compartir tiempo en actividades diferentes pero beneficiosas, como ir al gimnasio juntos, en lugar de salir a comer fuera hacer algo saludable en casa y así comparten tiempo juntos también", dijo la nutricionista.

No todo es malo en el amor. Otros hábitos como el consumo de licor y de tabaco se reduce cuando se mantiene un compromiso. Quienes están sin pareja beben más que las que ya la tienen, por ejemplo.

Asimismo, el sueño aumenta cuando se es feliz en el amor. Una vez que nos sentimos felices en una relación, la media de horas de sueño aumenta en 120 minutos. Se elimina la sensación de estar siempre buscando a la media naranja y la calma ayuda a descansar mejor y a conciliar el sueño profundo. Aunque si se tiene al lado a un roncador o a un sonámbulo, la situación puede variar significativamente y generar problemas de sueño.

El amor debe ser siempre positivo, porque si genera situaciones de incomodidad e insatisfacción de su vida de pareja, entonces es momento de reconsiderar la situación.

Cuidar el peso es un tema de salud pública y una preocupación constante, así que aunque esté enamorado, no se descuide y coma saludablemente.


( 0 Votos )
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

SECCIONES Padres e Hijos | Ellos y Ellas | La vida hoy | Vida Práctica | Mi Ecuador | Contáctenos

UTILIDAD Servicios | Horóscopo | Agenda | Corazones Solitarios | Código Deontológico

COMUNIDADES RSS icon_rss | Twitter icon_twiiter | Facebook icon_facebook

ANUNCIE AQUI Tarifario

grupo_comercio

"Derechos reservados 2015. GRUPO EL COMERCIO C.A.
Queda prohibida su reproducción total o parcial, por cualquier
medio, de todos los contenidos sin autorización expresa del
Grupo EL COMERCIO C.A."

Powered by iconoit